desconectar
Como irte de vacaciones y descansar de verdad si eres un workaholic
25 julio, 2015
climbing rose on the summit
Lo que he aprendido sobre la vida estando en las montañas
1 agosto, 2015

¿Aceptas la apuesta?

apuesta

Este post está inspirado por un vídeo de Derek Muller de Veritasium “Would you take this bet?”. Se trata de un experimento social en el que se les ofrece una apuesta con diferentes condiciones a las personas.

Un experimento social sobre la percepción del riesgo

En la versión básica se trata de tirar una moneda. Si aciertas en la cara que sale ganas 10 dólares, en otro caso los pierdes. Nadie de las personas entrevistadas está dispuesta a aceptar la apuesta.

Luego se cambian un poco las reglas del juego para hacerlo más atractivo. Pones 10 dólares si pierdes pero ahora puedes ganar 12. Esto significa que de repente la apuesta es favorable. Puedes sacar más de lo que inviertes siempre que la suerte te acompañe.

Aun con estas condiciones mejoradas las personas entrevistadas no están dispuestas de aceptar la apuesta. El escenario se sigue modificando para encontrar el punto de equilibrio. Ahora poniendo 10 dólares puedes llegar a ganar 20.

La situación sigue sin cambiar demasiado. La mayoría de las personas sigue rechazando la oferta. ¿A qué se debe?

El ser humano percibe el riesgo con la doble intensidad que las oportunidades. Por lo tanto una apuesta donde objetivamente puedes sacar tanto como inviertes, por defecto se va a rechazar por la mayoría de las personas. Incluso si doblas el posible premio únicamente logras que el riesgo y el beneficio se perciba de forma equitativa.

Según el carácter, la experiencia y los valores de la persona una propuesta de este tipo se puede seguir rechazando.

Lo que puedes aprender sobre el experimento y nuestra percepción del riesgo

Huir del riesgo es una reacción humana. Hace miles de años nos ayudaba a huir cuando se acercaba algún animal salvaje u otra situación en la que nuestra vida corría peligro. Este instinto sigue dentro de nosotros. En la mayoría de los casos nuestra vida no corre peligro. Esta protección que viene de serie nos puede robar buenas oportunidades que nos presenta la vida.

Echémosle un último vistazo al experimento porque todavía no he contado el final. En la última modificación se ofrece la posibilidad (hipotética) de repetirlo unas 100 veces. Ahora de repente todo el mundo estaría dispuesto de aceptar la apuesta porque estadísticamente es casi más probable que les caiga un rayo a que salgan perdiendo (invirtiendo 10 dólares recibiendo 20 a cambio en caso que ganen). ¿Qué significa esto?

En nuestra vida nadie nos dice que si esto no sale tendrás otra oportunidad. Cuando haces algo lo percibes como lo más importante que harás jamás y nunca más podrás hacer algo que se parezca a ello. Percibirás tanto el posible éxito como el fracaso como un punto final.

Mi consejo es muy sencillo. Las oportunidades son como los autobuses. Unas ven y otras nuevas llegarán. Súbete a aquellos donde tienes a primera vista más oportunidades que riesgos.

No todos saldrán bien. No apuestes nunca todo para que puedas volver a empezar otra vez desde cero. Si lo intentas 100 veces, la apuesta estará a tu favor porque siempre habrá nuevos autobuses que pasarán por delante de ti.

Foto de Fotolia | @Hortigüela

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

2 Comentarios

  1. Yo solo realizo apuestas en las que gano siempre, y tan solo contra mí mismo. Una vez me aposté que era capaz de subir 100 pisos en una semana, y mira a dónde me ha llevado 😉

    *No, no lo conseguí, olvidé la apuesta y tuve que ponerme alarmas, pero ahora tengo una rutina 😛

  2. Tenemos miedo a salir de nuestra zona de confort. Esto creo que es la realidad que el autor del experimento quería hacernos ver. El riesgo es algo que todos vemos como excitante, pero a la hora de la práctica solamente lo dejamos para unos cuantos locos.

    En parte pienso que las oportunidades, al igual que la suerte, no se tienen sino que se buscan. Muchas personas ven en el riesgo como una oportunidad para mejorar, mientras que otras prefieren ver el mundo desde la barrera y estar más pendiente de no salir de su zona de confort (sea buena o malo su situación actual).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>