Sin categoría

No hay felicidad sin dolor. Sufrir te hace más fuerte. Eso lo he aprendido de ti. Nadie ha sufrido más que tú en estos últimos 3 años. Has luchado contra lo inevitable. Hasta el final.

Ahora ya han pasado casi 24 horas desde que acabaste tu carrera. Me he despedido varias veces de ti en este tiempo pero tuve la suerte de hacerlo en tus últimos metros. Eso ya no se podía llamar vida porque estabas atrapado en tu cuerpo. Lo que para muchos hubiera sido su peor pesadilla para ti fue una realidad. Pero por fin se acabó.

El último día te dije lo orgulloso que estaba de ti. De lo que mucho que te queríamos todos. De lo mucho que lamentaba no habértelo dicho casi nunca cuando todavía estabas bien. Te daba las gracias por haber estado siempre ahí. De haber sido el mejor padre posible y de poner siempre mis necesidades ante las tuyas.

Hoy estoy triste pero sé que mañana ya lo seré un poquito menos. Perderte me hace sufrir. Pero también me hará más fuerte para ser más feliz mañana. En un futuro, no hay problema que sea demasiado grande. No hay nada definitivo con excepción de la muerte. Todo se hace pequeño ante un día así.

Tu carrera ha terminado Papá. Te quiero y nunca te olvidaré. Eres mi héroe.

Descansa en Paz. Yo seguiré corriendo por ti.

7 septiembre, 2017
papa

Tu carrera ha terminado

No hay felicidad sin dolor. Sufrir te hace más fuerte. Eso lo he aprendido de ti. Nadie ha sufrido más que tú en estos últimos 3 […]
14 septiembre, 2015
El coach cruzado

El coach cruzado: elimina la pereza

No me apetece salir de casa. Qué puñetas, si me apuras, me da pereza hasta ir a la nevera. Cuando llego a casa, tras ocuparme de […]