Feet wearing red shoes on black background with space for text
Los zapatos de los demás
3 marzo, 2019
manos barro
Cómo romper con la procrastinación
10 marzo, 2019

Cómo nunca rendirte

Handtuch

Cuando pensamos que estamos haciendo cosas para nosotros en ocasiones nos abandona la motivación porque no nos queremos e importamos tanto como deberíamos. Sabiendo esto necesitamos motivos más grandes que nosotros mismos.

Imagínate esto.

Si quieres ponerte en forma y tienes hijos pequeños piensa en el día de su boda. Imagínate que vas a estar ahí con ellos en tu traje o vestido y los acompañarás en uno de los días más importantes de su vida.

Si quieres aprobar un examen piensa en el orgullo que esto generará en tus padres. Imagínate conversaciones que tendrán con familiares, amigos y vecinos. Imagínate las caras de alegría que tendrán cuando hayas aprobado.

Si apenas te queda dinero en la cuenta imagínate que eres una persona rica pero que únicamente no te ha llegado todavía el dinero en la cuenta. Empieza a moverte hacia esas transferencias pendientes. Darte pena no te va a resolver tus problemas.

En resumen: todo tiene algún tipo de solución menos la muerte. No digo que siempre sea perfecta pero tienes que tener la mente abierta. Cuando menos te lo esperas estarás ya de camino resolviendo todos tus asuntos pendientes. Lo importante es ponerse en marcha.

Fotos de Adobe Stock | @dispicture

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>