centrarse

¿Qué es lo que quiero conseguir en esta vida? ¿Qué me hace feliz? ¿Cómo sería mi día perfecto?

Piénsalo. A veces perdemos el norte porque nos desviamos del camino que en realidad es el que queremos seguir. Hoy no nos gusta lo mismo de hace 2 semanas. O eso pensamos. Nos distraemos fácilmente.

En ocasiones viene bien replantearse las prioridades.

“¿Cuál debe ser mi foco? ¿En qué actividades estoy invirtiendo mi tiempo?”

Una mosca puede ser suficiente para distraernos. Céntrate en decisiones que has tomado en el pasado y recuérdate el por qué. Reencuentra tu foco.

Foto de Adobe Stock | @wmedien

9 diciembre, 2017
foco

Foco

Muchas veces nos desviamos del camino iniciado sin darnos cuenta. Perdemos el foco porque nos dejamos distraer. ¿Realmente estoy invirtiendo mi tiempo de forma eficiente?