Cómo darte cuenta que la vida es demasiado corta a tiempo

3D rendered Illustration. Isolated on white.
Cómo acabar una tarea de verdad
21 abril, 2018
elefante
Hablar cuando toca
28 abril, 2018

Cómo darte cuenta que la vida es demasiado corta a tiempo

vivir el momento

“Macho, no entiendo cómo puedes estar trabajando todo el rato en el tren”. Me lo acaba de decir un hombre de 70 años que se vino hace 25 años a España. “La vida es demasiado corta para trabajar tanto, yo lo que hago ahora es disfrutar a tope”.

No es la primera vez que me lo dicen ni probablemente la última vez. Mi padre en sus últimos años cuando todavía estaba bien, también me lo decía. Igual que mi madre que ahora está disfrutando de unas merecidas vacaciones en Ibiza.

Los seres humanos tenemos un gran problema. A veces tenemos la gran incapacidad de convertir conocimiento en acción. Igual a veces es pereza pero muchas veces es ignorancia. Es muy posible que muchos de nosotros que ahora todavía nos consideramos jóvenes lleguemos en un punto en nuestra vida donde miramos atrás y decimos “ojalá hubiera…”. Que luego cada uno termine esta frase.

Cuando mi padre falleció el año pasado tuve una breve ventana de claridad. “La vida es fugaz, al pocas cosas realmente importan en la vida.” Con el paso de los meses vuelve la normalidad y esta claridad se hace más y más opaca.

¿Cómo podemos ser más conscientes? La respuesta es tan sencilla como complicada.

Hay que vivir y apreciar cada momento. Yo hago esto.

  • Cuando salgo a correr al lado de la playa (cerca de donde vivo) me recuerdo lo privilegiado que soy de vivir en un sitio donde otros están de vacaciones.
  • Cuando doy un paso tras otro me doy cuenta que mis piernas están fuertes, no me cuesta correr, estoy en plena salud física, esto no lo tiene todo el mundo.
  • Cuando veo a mis 3 peques me recuerdo que no siempre serán así de pequeños. Llegará el momento donde en el grito de “te quiero Papi” cambiará a “te odio Papá”.
  • Cuando veo a mi mujer de lejos y no la reconozco inmediatamente y me doy cuenta de lo guapa que sigue siendo. No la tendré para siempre.

En estos y otros momento recupero algo de claridad y me doy cuenta que el momento es ahora. No tener que echar en falta nada cuando llegue tu momento requiere vivir de forma intensa y consciente. Tenemos una suerte enorme de vivir las vidas que tenemos. Por mucho o poco que tengamos. Las pertenencias no importan son los recuerdos que creamos cada día y que nos harán levantarnos de la cama mañana.

Foto de Adobe Stock | @dbunn

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>