Reflexiones

 

Tener un punto de vista sobre algún asunto es algo que forma parte de pasar de niño a adulto. Aprendes que hay que defender su propia posición y te da la sensación que es una forma de demostrar fuerza.

El tema tiene matices. Por una parte cambiar de opinión cada dos por tres no es necesariamente una prueba para tener una personalidad ya muy formada. Nunca cambiar de opinión por otra parte tampoco es la solución. Cuando los hechos, la experiencia, la información obtenida, etc. cambia, puede surgir una nueva visión de las cosas.

Cambiar de opinión en este context y admitir que uno se había equivocado no es una señal de debilidad o de inmadurez. Es más bien todo lo contrario. Únicamente los idiotas nunca cambian de opinión.

Aunque ya lo haya dicho en este blog por primera vez hace 7 años es bueno repetir las cosas sobre las que no cambio de opinión.

20 febrero, 2021
mariposa

Los idiotas no cambian de opinión

Cambiar de opinión es posible y es algo que deberías hacer si los hechos han cambiado. Únicamente los idiotas insisten en un punto de vista por muy evidente que sean que están equivocados.
13 febrero, 2021
cosecha

Sobre el miedo de hacer cosas nuevas

Esta semana me he metido a realizar tareas nuevas y empezar proyectos nuevos. Puede intimidar no saber lo que te espera.
7 febrero, 2021
tandem 2

Empujar y rodar

Si quieres lograr algo tienes que empujar y empujar hasta que empiece a rodar. Luego repites el proceso.
23 enero, 2021
ahorrar dinero

Cómo invertiría mi tiempo teniendo otra vez 20 años

La fase de 20-30 años es una decada muy valiosa para la evolución personal. Yo no le he sacado todo el provecho posible.