¿Cómo quieres que te vean tus hijos cuando sean adultos?

Close up of businessman carrying suitcase while walking through a passenger boarding bridge.
Cómo voy a mantener mis hábitos estando de viajes durante semanas
30 marzo, 2019
vida feliz
3 pilares para vivir sano y feliz hasta el final
6 abril, 2019

¿Cómo quieres que te vean tus hijos cuando sean adultos?

Worms eye view of a beautiful tree trunk and canopy with fresh green spring foliage, soft light

 

La vida es sufrimiento. Ponerte el despertador a las 6 y sacar el culo de la cama no te hace feliz en un primer instante. Sabes también que para ponerte en forma tienes que llevar tu cuerpo a un punto donde se siente increíblemente incómodo y tu mente te grita que pares pero aun así sigues adelante.

Tienes claro que los milagros no existen y que todo conlleva un gran esfuerzo. Lo de “sé feliz y sigue tu pasión” suena muy bien a primera vista pero pocos leen la letra pequeña. Cuando más feliz quieres ser, más tienes que sufrir. Es el contraste que te llena en la vida. Subir a la cima de una montaña únicamente se aprecia cuando vienes de lo más bajo. Todo el mundo busca una vida sencilla sin ser consciente que eso es justo lo contrario de lo que te hace feliz.

Superar el sufrimiento no es fácil si no tienes una razón más allá de tu propia felicidad. Para muchos son sus hijos. Mi objetivo no es que tengan una vida más sencilla que la mía sino que sepan que todo lo que se proponen va a depender del esfuerzo que pongan para lograrlo. Quiero que no busquen las excusas sencillas, que no culpen nunca a nadie por sus circunstancias, que sean personas respetuosas que traten a todo el mundo de forma justa, humilde y echen un cable a aquellos que necesiten su ayuda.

Cuando las cosas se ponen complicadas mis hijos son mi ancla. Quiero que cuando sean adultos piensen “¿qué hubiera hecho mi padre?”. Mi fuerza será la suya en un futuro. Dar ejemplo es lo que a día de hoy que me motiva para seguir sufriendo para ser feliz. Abandonar no es una opción porque mi comportamiento podría influir en el suyo en un futuro.

Quiero que mis hijos sientan orgullo cuando piensen en mí. No se trata de acumular dinero y poder comprarles todo lo que quieran. Tienen que aprender que nada en la vida es fácil sino que todo requiere sacrificio. ¿Si no somos nosotros que se lo enseñamos quien sino va a hacerlo? Cuando sean adultos espero que sean un espejo de mi presente y mi esfuerzo.

“¿Qué haría mi padre?” Eso sería la futura pregunta que quiero que se hagan mis hijos cuando se afrontan a barreras y decisiones importantes en su vida. Vivir una vida cada día que les lleve a ese punto es lo que me da fuerza cada mañana cuando me levanto.

Foto de Adobe Stock | @Smileus

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>