Emprender es un estilo de vida
28 octubre, 2018
preparación
Alinear preparación, objetivo y ser consciente de lo que quieres
4 noviembre, 2018

No confiar

red

Me había puesto el despertador a las 4:25 horas antes de irme a la cama. Duermo mal durante toda la noche. Miro mi reloj. La 1:50 horas. Demasiado temprano para levantarse.

Escucho al peque. “¡Papá!” Me levanto, lo cojo y lo pongo en nuestra cama. Sigo durmiendo con medio ojo abierto. Veo que mi mujer tiene el móvil en la mano. “¿Qué hora es?” “Las 5:26”.

Doy un salto de la cama. Me visto. A las 5:32 horas salgo. A las 6:10 horas cierra la puerta para mi vuelo. Estoy sentado en el avión escribiendo estas líneas así que de forma resumida la cosa salió bien al final.

Confié en mi móvil. El despertador no sonó porque se actualizó el software durante la noche y algo salió mal. Hubiera sido muy fácil poner también el móvil de mi mujer.

A veces no confiar es un buen plan sobre todo cuando hay consecuencias. Perder un vuelo al final se supera aunque sinceramente en mi caso hubiese sido un pequeño desastre.

No confiar en terceros o la tecnología es importante sobre todo si la tarea lo es. Son mini-lecciones que te da y recuerda la vida. Esta vez tuve suerte, la próxima vez igual no tanta.

Foto de Adobe Stock | @belamy

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>