Pasar a la acción – convierte propósitos en reglas con plan B

Attractive, handsome man with cute face
La productividad egoísta y sus efectos negativos
23 enero, 2016
Ashton Kutcher
Construye tu vida, en vez de vivirla – déjate inspirar con esta charla de Ashton Kutcher
30 enero, 2016

Pasar a la acción – convierte propósitos en reglas con plan B

plan B

Los que leen entre líneas en este blog, ya se habrán dado cuenta que una parte de las temáticas están inspiradas en Zenhabits de Leo Bauta. Hoy incluso la idea surgió a raíz de un post concreto.

Igual no eres consciente de ello pero justo este mismo momento del año es importante. Han pasado aproximadamente 3 semanas desde que hiciste los propósitos de año nuevo.

No estás solo con este tema. Un tercio ya ha abandonado, otro tercio nunca se ha puesto en serio con el tema y el resto parece que de momento va aguantando.

Pasar del plan a la acción con rutinas

Existe una diferencia importante entre este último grupo que lo está sacando adelante y el resto. Han pasado del plan a la acción. Han logrado identificarse con los objetivos por lo que no surge la duda de si hoy salgo a trotar o no.

“Un corredor” corre por lo que no hay otra opción que ponerse las zapatillas de correr aunque igual no sea la época del año donde más te apetezca. Una persona sana no se cuestiona comer patatas fritas, beber Coca Cola o ir al Mc Donalds porque no entra en su plan de cómo es.

Aparte de tener claro quién soy, necesitamos rutinas. “Cada martes, jueves y viernes a las 17 horas he quedado con amigos para ir al gimnasio”. Tiene que haber momentos reservados en la agenda donde sí o sí trabajamos en convertir hábitos en un estilo de vida. En mi caso llevo corriendo de forma regular desde que dejé con 25 años el fútbol.

Entonces no tenía grandes compromisos familiares. Ahora tengo 3 hijos. Aun así logro realizar al menos dos sesiones por semana cada sábado y domingo. El hecho de tener hijos es una excusa fácil para abandonar hábitos saludables por la supuesta falta de tiempo.

La clave está en fijar momentos o eventos clave para poner en práctica los propósitos.

Mantén la flexibilidad para poder cambiar de planes

Los planes nunca salen. Los amigos te van a fallar. El fin de semana tus padres te piden que les ayudes con la mudanza por lo que el hueco para salir a correr de repente está ocupado con otra cosa. La mayoría de las personas en estas situaciones eliminarían los planes previstos.

La excusa fácil es “me ha surgido…” para no seguir la rutina diaria o semanal. No entra en los planes, adaptarlos por lo que es bueno tener siempre un plan B a la mano. Lo malo de fallar una vez es que se rompe la serpiente y la motivación para seguir adelante puede desaparecer al instante. No te lo pongas fácil a la hora cuando surjan imprevistos. Mantener la rutina a pesar de pequeños cambios de planes es esencial para convertirlos en un estilo de vida.

No hay otra forma. Para pasar de planes a la acción hay que fijar reglas, horas y rutinas que aseguran la puesta en marcha de hábitos. Lograr la repetición durante mucho tiempo asegura que estos cuesten cada vez menos esfuerzo porque se convierten en nuestro estilo de vida. Tener un plan B te reduce el riesgo de saltarte alguna sesión para mantener tu motivación siempre alta. Nadie dijo que iba a ser fácil pero al final merece la pena…

Foto de Fotolia | @animaluksmall

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>