Pequeños trucos para comer y beber más sano

Clear water flowing from shower in a bathroom
Cada día es un reto
17 diciembre, 2016
momentum
Crea momentum
24 diciembre, 2016

Pequeños trucos para comer y beber más sano

Freigestellte Banane auf Weißen hintergrund

Tras haber lanzado un post más negativo sobre el tema de alimentación toca enfocar el tema esta semana de forma un poco más positiva. No es tan complicado nutrirse de forma más saludable sin tener que dejar de un día a otro todos los vicios.

Para crear nuevos hábitos no es demasiado recomendable cambiar las cosas de forma radical. Hay que ir acostumbrándose y sobre todo sentir los beneficios para ver la necesidad de lograr un cambio duradero.

Voy a serte sincero. Vivir más sano no va a ocurrir por pura magia o porque eres bueno visualizando. Algo tienes que poner por tu parte. Aquí te propongo algunos sencillos trucos para comer y beber más sano.

  • Utiliza la mitad de azúcar en tu café de la mañana. Al principio te va a saber amargo pero después de una semana tendrás el mismo dulce saber que con la doble cantidad en la boca.
  • Remplaza el zumo del supermercado por el recién exprimido. Este tipo de bebidas fabricadas de forma industrial pueden ser peligrosas si vienen en envases porque pueden llegar a tener niveles de azúcar mayores que algunas limonadas.
  • Come más despacio y con mayor frecuencia. De esta forma no tendrás ataques de hambre que provocan comer con ansiedad. No te das cuenta cuando ya estás lleno y al vaciar tu plato evitas bajones importantes con cansancio que te roban productividad. Comerás automáticamente menos.
  • Bebe el doble. Aunque tampoco es cuestión de pasarse. Si bebes más de 1,5 litros la hora o 7 litros al día acabarás intoxicado con agua. Incluso lo bueno tiene sus límites así que no pases de un extremo a otro.
  • Remplaza una comida procesada por semana. Esto podría ser tu muesli azucarado del super que tiene una alternativa fantástica. Prueba p.ej. avellanas con frutas. Tienes una combinación de nutrientes mucho más saludable sin azucares añadidos. Es igual de dulce así que no notarás la diferencia. Con suerte incluso te gusta más.

En mi caso el comer más sano ha sido un proceso que he realizado en cuestión de un par de semanas. He empezado a comer menos dulces, un día deje de beber Coca Cola y el próximo ya ni tenía ganas de beberla.

Me siento mejor. A mí el cambio de hábito me ha merecido mucho la pena. Igual a ti también te cambia la vida.

Foto de Fotolia | @benpx

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>