ser disciplinado

Tengo la suerte que ser disciplinado nunca me ha costado. De hecho es uno de mis puntos fuertes. Cuando veo a otras personas en ocasiones me cuesta empatizar porque desde mi punto de vista no es complicado. Con el paso de los años he identificado un factor esencial que diferencia una persona disciplinada de las que no lo consiguen: la toma de decisión.

¿Qué quiero decir con esto?

Salgo a correr cada fin de semana porque he tomado la decisión de ser corredor.

Hago deporte de lunes a jueves porque he tomado la decisión de estar en forma.

No bebo bebidas azucaradas porque he tomado la decisión que no son buenas para mí.

Hecho horas extra para mis negocios porque he tomado la decisión que soy emprendedor.

Las personas que no logran ser disciplinadas se basan en su fuerza de voluntad. Esta es cómo un músculo que en ocasiones se cansa. Yo en cambio no necesito fuerza de voluntad porque la decisión ya está tomada y no hay marcha atrás. No me planteo no hacerlo, esa opción no existe.

Si no logras ser disciplinado puede que no hayas tomado una decisión. Igual en realidad nada más has definido un plan. Eso no es suficiente. Antes de ejecutar tienes que tomar la decisión que eso es lo que realmente quieres hacer. El resto seguirá.

Foto de Adobe Stock

15 marzo, 2020
rumbo vida

Si quieres ser más disciplinado, toma esta decisión

A muchas personas les cuesta ser disciplinados y seguir a rajatabla lo que se han propuesto. Toma esta decisión para avanzar.
12 enero, 2020
ejercicios

La satisfacción de hacer lo que no quieres hacer

Disciplina para muchos es un concepto complejo y desconocido que se relaciona con algo desagradable. En realidad es algo que te aporta una satisfacción inmensa.
14 septiembre, 2019
constancia y rutinas

Iguala mi año

En teoría este tipo de cosas no están bien vistas. Como escribo para mi y no me importa quedar mal te propongo esto. Iguala lo que he conseguido en los últimos 12 meses.
23 febrero, 2019
Fire. 3D. Fire Flames on white

No juegues con el fuego

Cuando vas por el buen camino no te dejes distraer. Sigue adelante. Por muy grande que sea la tentación. No juegues con el fuego.