No le puedes gustar a todo el mundo (ni te interesa)

ser hormiga
Sé una hormiga
22 julio, 2017
b99d9483-c956-4b93-b2f4-89da480877fe
La incómoda y tranquilizante verdad sobre ser padre (o madre) de familia numerosa
29 julio, 2017

No le puedes gustar a todo el mundo (ni te interesa)

simpatia

Hay una cosa que te vas dando cuenta con el paso del tiempo. No te interesa llevarte mal con nadie. Al final nunca sabes cuándo vas a volverte a ver otra vez en la vida. Si eres capaz de respirar profundamente antes de ceder al impulso del cabreo vas a tener una vida mucho más agradable. ¿Será por ello que el tema de la meditación está de moda? :)

Aparte de eso te das cuenta de otra cosa. A pesar de ser amable con todo el mundo, no faltar nunca el respeto, poner la otra mejilla cuando haga falta, etc. habrá siempre gente que seguirá sin quererte. Es más. Por alguna extraña razón que únicamente conocerán (o no) ellos/as les caes mal. Igual no les gusta tu cara, les da alegría tu perfume, no comparten tu gusto de moda o lo que sea.

Por lo tanto. No te agobies. No te esfuerces demasiado por ser querido por todo el mundo. No merece la pena. Vale mucho más que te quieran sin que tengas que hacer nada especial. Al final el 100% no existe. No eres tú, son ellos. ¿Y sabes qué? No pasa absolutamente nada… 😉

Foto de Fotolia | @Jenny Sturm

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>