El efecto sorprendente que puede tener decir que “no”

Gasflamme
Cómo trabajar 12 horas productivas al día es posible
20 octubre, 2019
ser feliz
El dolor como compañero y sentirte bien
27 octubre, 2019

El efecto sorprendente que puede tener decir que “no”

Woman crying sad love emotion feelings. Retro style

Siendo consciente que me la estoy jugando por el ritmo que estoy llevando, recientemente he dicho “no” a un cliente. Dejaba de ser rentable la labor que estaba haciendo por él y cada vez me pedía más.

“Pués hasta aquí hemos llegado” me dije y le llame para decirle que este mes iba a ser el último en el que iba a prestarle servicios. Evidentemente no lo iba a dejar tirado e iba a cumplir con lo pactado. La sorpresa fue triple.

  1. El servicio contratado era la doble facturación que tenía en mente por lo que ya era más atractivo económicamente de lo que tenía en la cabeza.
  2. Me ofreció además un aumento del 20% sobre lo pactado, subiendo la facturación aún más. Pensaba que iba a cobrar 400€ pero al final son 1.100€.
  3. Dos días más tarde me explico el nuevo proceso que iba a llevar conmigo para reducir la comunicación y hacer la labor más efectiva.

En ocasiones por miedo no nos atrevemos a decir “no”. Pueden salir muy cosas positivas como puedes ver de mi caso. Al final voy a “aguantar” un poco más. La verdad es que me ha puesto las cosas fáciles para seguir. A ver qué tal va el tema las próximas semanas…

Foto de Adobe Stock

Carlos Bravo
Carlos Bravo
Carlos Bravo es padre de 3, emprendedor en serie, autor de libros, maratoniano y blogger que publica todos los días en diferentes bitácoras. ¿Por qué hacer menos si se puede hacer más? Feliz. De momento por lo menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>