Productividad

¿Conoces esa extraña sensación de no llegar nunca y estar siempre agobiado sin tener siempre claro por qué? En caso de que la respuesta sea “sí” es bastante probable que tu forma de organizarte no sea del todo óptima.

Está claro que no existen las fórmulas universales porque cada persona es diferente. Esta forma de trabajar me ha ayudado a mí de bajar mi nivel de estrés de 120 a 40. No te voy a mentir, sigo estando muy liado pero hay que tener en cuenta que practico deporte todos los días, tengo varias empresas y además 3 peques entre 0-4 años que requieren de mi (y mi mujer claro).

Actualizar tu lista el domingo por la tarde

Existe una regla muy básica. Con mayor volumen de trabajo la importancia de la planificación aumenta. Una manera muy sencilla de organizarse es el uso de listas. Cuando más agobiado estés, antes debes empezar.

Para llegar el lunes a la oficina de la manera más relajada posible a pesar de tener mucho trabajo en el escritorio, es tener claro punto por punto lo que tienes que hacer. Una manera sencilla de lograrlo es sentarse el domingo por la tarde o antes de irte a la cama y hacer tu lista. En el caso ideal se trata de actualizar lo que ya tienes moviendo los puntos más importantes hacia arriba. Es importante que el lunes tengas claro cuáles van a ser tus 3 principales tareas.

Implementar 1-2 días ultraproductivos en tu semana

Ten claro esto. La sensación de estar estresado te la quitas únicamente trabajando. El hecho de ponerte a meditar media hora no hará que de forma milagrosa las tareas se habrán realizado, por lo que hay poner el culo en movimiento.

La relajación se logra únicamente cuando vas por delante y no por detrás de tus objetivos semanales. Es recomendable implementar 1-2 días ultraproductivos que te ayuden a pulverizar gran parte de la lista semanal. Esto es probablemente más fácil decirlo que realmente hacerlo porque requiere mucha disciplina. Esos días sueles acabar destrozado porque este tipo de jornada intensiva realmente cansa (no como la otra).

Cerrar la semana el viernes con los deberes hechos

Este punto es muy importante. Siempre cuando logramos ir algo por delante de nuestra lista de tareas tenemos tendencia a relajarnos y perder en medio día todo el colchón obtenido. Muchas veces tenemos la excusa de que sábado y domingo todavía tenemos tiempo para terminar las últimas tareas.

Ten claro que esto no es una opción. El fin de semana esta para descansar por lo que hay que hacer un esprint final el viernes para llegar. Ahora no ha llegado el momento de relajarse.

Si quieres tener mi receta mágica para estar menos estresado te diría que tiene dos ingredientes principales: rutinas y disciplina. Si respetas estos dos puntos el resto se hace prácticamente “solo”. En caso de que conozcas otra receta que requiera menos sudor, sangre y lagrimas me lo comentas porque me gustaría conocerla… 😉

Foto de Fotolia | @pinkomelet

17 enero, 2016
close up pencil checking on Handwritten to do list plan in the small note book

Una estrategia para empezar y acabar bien la semana para relajar el fin de semana

¿Harto de estar siempre estresado en el trabajo? Existe una fórmula secreta para empezar y acabar mejor la semana de trabajo.
29 noviembre, 2015
productividad

Un día ultra-productivo – las 7 lecciones aprendidas de la jornada de Juan

¿Tienes la sensación que no estás siendo todo lo productivo que podrías ser? Aprendamos juntos las 7 lecciones de la jornada ultra-productiva de Juan.
22 noviembre, 2015
Assembling the railway. Connect rails.

Desconectar parcialmente cómo estrategia de supervivencia y productividad

El día a día te puede matar. Sobre todo si no encuentras formas de desconectar tu cuerpo y animo sufre. Desconecta la noche para ser más productivo durante el día.
15 noviembre, 2015
agujero productividad

Cómo detectar los agujeros de tiempo en tu día a día que te hacen ser menos productivos

Todos perdemos cada día horas porque no somos todo lo productivo que deberíamos. Aquí va un breve checklist para que puedas detectar tus principales agujeros.