Reflexiones

Esconderse. Es el primer reflejo natural que tienes cuando metes la pata. Es normal. A nadie le gusta asumir la responsabilidad por sus errores.

Luego también están aquellos momentos donde dudas. ¿Realmente ha sido mi culpa? ¿No es más culpa de aquel otro u otra que la mía? Esos momentos son los peores porque estás intentado huir de lo que no puedes: de tu responsabilidad.

Sea o no culpa compartido tú de ahí ya no te libras. En vez de esconderte afronta la situación como un hombre o una mujer. Cuando la cagues, asume la responsabilidad.

El problema no es admitir que has cometido un error, sino más bien intentar demostrar lo contrario. Las personas van a confiar más en ti cuando vas de frente que cuando buscas escaquearte.

Foto de Fotolia | @Excuisine

5 marzo, 2017
avestruz

Cuando la cagues, asume la responsabilidad

¿Realmente ha sido mi culpa que haya sucedido esto? Si tienes la duda es muy probable que tengas que asumir la responsabilidad. No huyas de ella.
25 febrero, 2017
mirar atrás

¿Vivir más o vivir mejor?

A veces me gustaría estar en varios sitios al mismo tiempo. Al mismo tiempo me pregunto si esta forma de vivir al máximo es siempre la más adecuada.
19 febrero, 2017
olas

La otra mejilla

La energía negativa atrae a más energía negativa. No luches contra los elementos cuando es una batalla en la que no hay ganador.
11 febrero, 2017
poder de la imaginación

Cómo atraer lo que deseas en dos pasos

¿Tienes claro que quieres pero no sabes cómo llegar a ello? Mira es muy sencillo. Tienes que realizar únicamente estos dos pasos.