Reflexiones

¿Has escuchado alguna vez decir a alguien que no es capaz de hacer lo importante porque salta siempre de una cosa urgente a la próxima? En ocasiones no vivimos nuestros sueños porque nos asfixia el día a día.

La frase “cuando tenga más tiempo” se convierte en “cuando era joven quería” y con ello se entierran todas las metas más allá que teníamos en el pasado. Hay muchas cosas que nos hacen perder el tiempo sin darnos cuenta. Nos impiden de hacer lo realmente importante en nuestras vidas.

El fin de semana pasada tuve la oportunidad de asistir a un evento épico. Asistí a una conferencia donde no recuerdo muy bien quien era que dijo que no se hacían las cosas importantes porque siempre había cosas urgentes. En ocasiones este tipo de frases sueltas me hacen encender las bombillas y darme cuenta de aquello que igual ya nadaba en mi inconsciente. Lo que sube a la superficie es el aprendizaje del por qué hay personas que logran vivir sus sueños y aquellos que no llegan ni a las puertas del mismo.

Tengo la suerte de poder sacar tiempo para las cosas importantes: la familia, los amigos (aunque menos del que debería), el deporte, escribir en el blog, mis locuras, etc. Llevo escribiendo en diferentes sitios desde hace más de 4 años todos los días. Lo que empezó como un reto se ha convertido en un habito y luego en un estilo de vida. Cuando alguien me pregunta cómo se puede estar publicando tanto tiempo a diario tengo una respuesta muy sencilla: empezar por el primer post.

Las cosas importantes tienen prioridad. No hago siempre lo más urgente para sacar tiempo para ello. No hacer deporte o no publicar un post no es una opción aunque la mente en ese momento sienta atracción total por completar esa tarea urgente que no nos sale del coco. Son importantes para mí por lo que encuentro tiempo para ello. Acostar a los peques es otro bloque inmovible donde prefiero dejar de ganar dinero para estar con ellos. Hay muy pocas ocasiones donde no les preparo la cena, limpio los dientes y leo un cuento antes de ir a dormir.

Podría estar trabajando todo el día para acabar con tareas urgentes. He aprendido que en ocasiones el descanso es más efectivo que el trabajo. Las cosas se harán. No hay que volverse loco. Todo a su tiempo.

Foto de Fotolia | @Carola Vahldiek

15 mayo, 2016
urgencias

Cómo priorizar entre urgente e importante

¿Eres de aquellos que por la gran cantidad de tareas urgentes no logra nunca a hacer las cosas importantes? Igual en ocasiones tus prioridades no son las correctas.
1 mayo, 2016
Grim Reaper on the road

Elige bien las batallas que vas a luchar

¿Tienes alguna batalla a la vista? Tienes claro que realmente merece la pena o estás invirtiendo esfuerzos en algo de lo que no vas a poder sacar nada positivo.
17 abril, 2016
abstract representation of the struggle for liberty

Sobre tener razón

¿Tienes razón pero son tan cabezones y siguen sin querer dártela? Antes de romper algo échale un vistazo a mis reflexiones sobre el tema.
2 abril, 2016
dolor

Sin dolor no hay aprendizaje

Existe una diferencia importante entre conocer y comprender. Hasta que literalmente no se la pega, el ser humano no es capaz de realizar un aprendizaje completo.