Reflexiones

Al ser humano no les gustan los cambios. Es sorprendente porque al final es lo que nos ha permitido avanzar. Cuando nos encontramos bajo estrés un cambio del plan previsto nos puede inmovilizar.

Hay personas que se quedan como la piedra porque no saben cómo reaccionar frente a esta nueva situación. Cuando te das cuenta que está siendo tu caso, no te agobies.

Respira profundamente. Ten claro esto.

  1. ¿Qué es lo peor que puede ocurrir ahora? Probablemente no se acaba el mundo.
  2. ¿Tienes alternativas para solucionar el problema o reducir las consecuencias?
  3. ¿Quién te podría echar un cable para salir de esta situación?

Todo suele tener arreglo aunque no lo tengo. Con el tiempo todo serán aguas pasadas. Mirando atrás nunca es para tanto. En el momento todo parece ser una catástrofe.

Es cuestión de perspectiva. Imagínate que ya ha pasado un año. Realmente no te va a cambiar demasiado la vida. Y aunque la respuesta sea sí. Los cambios son inevitables.

Ir en contra de ellos es como querer viajar atrás en el tiempo. Simplemente no puedes.

Relájate. Sé flexible, sé una goma. Puedes con todo. Ya verás.

Foto de Fotolia | @artworks-photo

5 febrero, 2017
goma

Sé una goma, amigo

No tengas miedo cuando las cosas cambien de un momento a otro. Sé cómo una goma. Mantente flexible y abierto cuando surja cualquier imprevisto.
28 enero, 2017
luto

No vale rendirse

Rendirse sin más no es una opción. Siempre hay que buscar un camino para seguir adelante. No veas únicamente tu dolor sino también el de aquellos que te rodean.
11 diciembre, 2016
Eating junk food nutrition and dietary health problem concept as a person with a big wide open mouth feasting on an excessive huge group of unhealthy fast food and snacks.

Destrozando tu cuerpo lentamente

La mayoría de nosotros no somos conscientes cómo destrozamos a través de la nutrición nuestro cuerpo. El deporte no lo puede compensar todo.
27 noviembre, 2016
cambiar aceite

Cómo afrontar cambios

El cambio ocurre fuera de tu zona de confort. Mejor formar parte de el que verse aplastado por lo inevitable.