Reflexiones

Y no lo digo yo sino lo dice un psicólogo reconocido que es además investigador y profesor de la Universidad de Harvard. Howard Gardner constata que los test de medición de inteligencia se quedan cortos porque miden únicamente 2 de 8 tipos. La inteligencia se expresa en diferentes formas. La forma más conservadora de medirla es a través de la lógica/ matemática y la lengua.

Esta simplificación se debe a que nos gusta medir todo dando la sensación de exactitud incluso cuando no se debe. Si te fijas en los diferentes tipos de inteligencia según Howard Gardner te das cuenta que no todos se pueden medir de forma tan obvia como igual lo permiten los que tenemos en este momento. En el vídeo de abajo te lo cuenta en programa emitido en Redes.

Inteligencia lógica y matemática

Es lo que ya conocemos. Supuestamente es el campo el que menos bien se le da a las personas por lo menos a nivel de percepción. Aun así hay mucha gente que se le dan bien los números. Típicamente este grupo de personas son un poco peor en el siguiente campo.

Inteligencia verbal

“Yo soy más de letras” es la frase típica con la que una persona da a entender que asocia sus puntos fuertes más al lenguaje y/o a los idiomas. Ser bueno con las palabras no significa necesariamente saber aplicar este poder a las personas.

Inteligencia interpersonal

Tiene que ver con la capacidad de liderazgo de una persona. Si es capaz de motivar a terceros, de dar ejemplo y tener un impacto positivo en aquellos que lo rodean. También conocida como inteligencia emocional. Ser empático y sentir lo que otros sienten no es necesariamente un fuerte de algunos empresarios extraordinarios.

Inteligencia intrapersonal

Este tipo de inteligencia trata de entenderse a uno mismo. De ser capaz de escuchar hacia adentro para entender tus necesidades y problemas. Me lo imagino un poco como ser tu propio coach o psicólogo.

Inteligencia espacial

Saber orientarse rápidamente en ciudades desconocidas forma parte de la inteligencia espacial. Se trata de orientarse de forma rápida y segura en nuevos territorios. Capitanes de barco y de aviones requieren de esta habilidad.

Inteligencia manual o corporal

Personas que destacan en este campo saben utilizar su cuerpo y/o manos para solucionar problemas concretos. En el caso de deportistas lo hacen incluso a un nivel subconsciente porque las decisiones se tienen que tomar en centésimas de segundos. Actúan por intuición. Ser bueno con las manos significa que tu fuerte está en el campo artesanal.

Inteligencia relacionada con la naturaleza

Charles Darwin tuvo un talento nato en este campo: reconocer y distinguir animales y plantas. Aplicado a las personas que no viven en el campo sino en la ciudad este tipo de inteligencia tiene que ver con el reconocimiento de objetos y la preferencia para productos. Entender por qué compramos una cosa y no la otra puede ayudarnos en temas comerciales.

Para ser sincero la investigación del profesor de Harvard tampoco es 100% nueva. Ya hace años que se sabe que la inteligencia está compuesta por más de un componente. También se sabe que incluso el test tradicional puede variar según el contexto cultural.

Si alguna vez no has tenido el resultado esperado, no te preocupes. Probablemente tu fuerte es otro.

Foto de Fotolia | @pavelkubarkov

20 agosto, 2016
inteligencia

Por qué el IQ no es una buena métrica para medir la inteligencia de una persona

No todo el mundo es bueno en matemáticas. La inteligencia no se mide únicamente por la capacidad de tratar números. Según un profesor de Harvard existen 8 tipos de inteligencia.
13 agosto, 2016
cambio

No hagas tantos planes sino más cosas

¿Eres de los que les gusta planificar hasta el mínimo detalle de sus vidas? Igual deberías replanteártelo siendo consciente de esto.
30 julio, 2016
Many letters word on wooden table

Sabiduría popular y verdades incómodas

La sabiduría popular se ha difundido tanto porque aporta conocimiento fácil de digerir. Damos cosas por hecho en vez de buscar la verdad en los datos.
9 julio, 2016
Cero errores

Una vida de cero errores

La mayoría de las personas comete errores porque no tiene capa de protección. Es mejor aprender los fracasos de terceros que cometerlos en primera persona.