Carlos Bravo

There Ain’t No Such Thing As A Free Lunch.

Por lo visto esta frase se hizo popular a partir del año 1966 con el autor Robert Heinlein y su novela de ciencia ficción The Moon Is a Harsh Mistress. O por lo menos así lo explica la Wikipedia.

Y si te lo quieres tomar de forma literal piensa en la tapa que te ponen en muchos bares “sin coste” siempre que te pides una caña u otro tipo de bebida. Típicamente te sirven cacahuetes, jamón, aceitunas, etc. Todos estos snacks llevan una gran cantidad de sal para asegurarse que esta comida gratis tenga como consecuencia pedir otra bebida para calmar la sed.

Lo que puedes sacar de esto básicamente es que en la vida no existen cosas gratis. Todo tiene un coste. Y todo tiene consecuencias.

Cuando te hacen un favor, esperan de ti (aunque no lo diga) que lo devuelvas en algún momento.

Si te regalan algo es porque en algún momento de una forma u otra se espera un retorno. Incluso tus padres lo hacen.

Así que no te fíes. Al final del día todo genera deuda. Y si es “gratis”, más todavía. Muchas veces es preferible pagar algo. Así por lo menos te quedas más tranquilo evitando con mayor probabilidad posibles sorpresas posteriores.

Foto de Adobe Stock | @Photocreo Bednarek

8 octubre, 2017
Giving a gift, handmade present wrapped in paper. Christmas time, vintage mood.

No hay comida gratis

En la vida no hay cosas gratis. Nadie te regala nada. Muchas veces incluso tus propios padres esperan de ti que “pagues” lo que han invertido en ti.
7 octubre, 2017
crecimiento

La esencia de la vida – crecer

¿Quieres ser feliz en la vida? La solución no es conformarse con menos. Es aspirar a cada vez más.
1 octubre, 2017
lazo zapato

Si quieres aprender calla y escucha

Para aprender hay que escuchar. Es una de las lecciones que he aprendido junto a mi hija mayor esta semana.
30 septiembre, 2017
cisne negro

La teoría de que lo contrario también es correcto

Verdades absolutas. ¿Existen? Cuando más tiempo pasa, más te vas dando cuenta que no hay.