Carlos Bravo

Llevamos semanas, bueno más bien meses o ahora que lo pienso incluso años (porque esto es un tema recurrente) donde vamos combatiendo las hormigas en casa.

Cada mañana es una sorpresa. ¿Por dónde habrán entrado esta vez? Da igual el empeño que pongamos en cerrar hasta el más pequeño agujero. Siempre encuentran un camino nuevo para hacerse con las migas o restos de comida de los peques que se han quedado en el suelo en alguna esquina invisible.

Justo ayer cuando tuvimos una nueva “invasión” lo estuve pensando. Hay que ser más como las hormigas. Da igual los obstáculos que se encuentren. Siempre dan con un camino nuevo para seguir adelante. No buscan excusas, simplemente lo hacen. No cuestionan si hay una vía o no. Saben que si no hay dudas se encuentra.

Así que no te lo pienses tanto. Sé una hormiga. Aunque temporalmente no veas el camino sigue caminando. Si no te paras, tarde o temprano lo encontrarás.

Foto de Fotolia | @sportpoint

22 julio, 2017
ser hormiga

Sé una hormiga

Una reciente “invasión” de hormigas ha generado esta reflexión. Deberíamos ser más como las hormigas.
16 julio, 2017
Stilleben mit Erdnussmännchen die gegeneinander schieben anstatt in die gleiche Richtung

Poco a poco

No todos los objetivos se logran del día a la mañana. De hecho la mayoría requieren meses e incluso años de preparación.
15 julio, 2017
dejar huella

Cómo dejar huella en los demás

Dejar huella no se consigue a través de impactos. Esta experiencia reciente me ha hecho reflexionar sobre este tema.
9 julio, 2017
zapatos

El concepto equivocado del sufrimiento

Trabajar más duro, comer más sano, hacer más deporte aunque esto signifique sufrir. Si esto es tu filosofía de vida puede que tengas ampliar la perspectiva.