Carlos Bravo

Me gusta trabajar desde casa porque puedo estar centrado en las tareas esenciales y saco adelante trabajo. Entiendo que no todo el mundo que empieza a trabajar en remoto pueda organizarse desde el minuto cero y asumir la responsabilidad de no distraerse con tonterías.

En mi caso no corro el riesgo porque la presión de sacar adelante 5 proyectos en paralelo hace que me ponga las pilas. Te cuento alguna claves que me han funcionado bien en el pasado y que igual también te pueden servir a ti.

Hacer las cosas en el orden que toca

¿Te has dado cuenta que en ocasiones te cuesta más o menos hacer exactamente la misma tarea? Tiene mucho que ver con el momento del día en el que eliges dedicarte a ella. En mi caso suelo darle preferencia a los temas creativos por la mañana después del deporte porque suele ser un buen momento para mí. En ocasiones también adelanto tareas difíciles que no tengo ganas de hacer porque en los inicios del día todavía te queda más fuerza mental. Ser productivo al 100% durante toda la jornada es prácticamente imposible o eso por lo menos es la conclusión que saco yo después de años haciendo pruebas y error en este campo.

Trabajar con listas y tiempos

Al principio nada más trabajaba con listas de tareas que quería acabar en una jornada. Ahora también le añado tiempos. Ponerle 30 minutos a un tema específico ayuda a no perder horas del día de forma innecesaria. Hay una regla muy sencilla. Si te tomas 1 día para acabar una tarea, tardas ese día o más. Si en cambio nada más te tomas 3 horas lo acabas igual y además con un nivel de calidad bastante parecido. Esto posiblemente no es para cualquiera pero funciona bastante bien.

Aprender a trabajar en entornos imperfectos

Ahora mismo estoy sentado en la cocina redactando estas líneas. Estoy escuchando música de fondo y mi nivel de concentración es alto. En entornos “perfectos” es más fácil sacar adelante faena pero qué haces si tienes familia y peques que gritan y dan saltos. Esto es algo que me espera entorno de las 4 de la tarde cuándo todos hayan vuelto del cole y de la guardería a casa. Consigo ser productivo sin tranquilidad porque para empezar no me lo tomo como una excusa. Busco formas para lograrlo y si buscas las encontrarás.

Hacer lo que me gusta

Sin duda el mejor truco es hacer lo que te gusta. Es un lujo porque no todo el mundo tiene este privilegio. Cuándo las cosas se ponen complicadas me pongo a pensar y le doy las gracias al universo que me ha permitido vivir una vida cómoda, trabajando delante del portátil sin tener que pasar frío, arriesgar mi salud o estar lejos de mi familia. Esto es un privilegio más allá de tener mucho dinero. Antes de ponerte a “llorar” busca razones por las que puedes estar agradecido/a. Posiblemente no te tienes que esforzar demasiado para encontrar alguna pequeña cosa sobre la que te podrás alegrar.

Son las cosas pequeñas que hacen una vida grande o eso me gusta pensar.

Foto de Adobe Stock

25 enero, 2020
procesos

Cómo trabajar en remoto y no fracasar en el intento

Hoy me toca un día de trabajo en remoto. Te cuento rápidamente cómo me organizo para que te hagas una idea de cómo consigo sacar adelante 5 proyectos al mismo tiempo desde casa.
19 enero, 2020
Young Family In Superhero Suits. Posing Concept. Masks And Raincoats. Bright Room. Resting Together. Save The World. Get Ready. Hand In Hand. Kids With A Parents. Active Lifestyle.

Cómo ser productivo con los peques en casa

Ser freelance y trabajar de forma remota está de moda. Si eres padre de familia númerosa en ocasiones puede ser complicado sacar el trabajo desde casa.
18 enero, 2020

Paciencia, tu oportunidad llegará

En vez de redactar estas lineas ya debería estar acabando una propuesta de negocio. Es una oportunidad que llevo esperando hace tiempo.
12 enero, 2020
ejercicios

La satisfacción de hacer lo que no quieres hacer

Disciplina para muchos es un concepto complejo y desconocido que se relaciona con algo desagradable. En realidad es algo que te aporta una satisfacción inmensa.