Carlos Bravo

El ser humano tiene cierta tendencia a complicarse la vida. No sé por qué pero nos comemos demasiado la cabeza. ¿Lo hemos hecho bien, mal…? ¿Es suficiente, demasiado…?

Para nada parece haber una respuesta exacta y menos cuando nos sentimos juzgados por terceros. La inseguridad nos domina cuando en realidad no son tan importantes las pequeñas cosas.

Las cosas que son diminutas a veces las miramos con lupa cuando en realidad somos las únicas personas que les damos importancia. Pero no siempre hay que quitarle relevancia.

A veces las pequeñas cosas si importan. Sobre todo cuando se trata de gestos, de detalles, de cosas que hacemos hacía terceros y/o seres queridos. A nosotros nos pueden parecer diminutas pero para el que lo recibe le parecerá enorme.

Foto de Fotolia | @Flo-Bo

2 abril, 2017
Rote Gartenameise an einem Wassertropfen, Myrmica rubra

Cosas pequeñas

¿Cuánta importancia le das a las cosas que posiblemente sean insignificantes? Igual debes darle importancia a las cosas cuando realmente importan.
1 abril, 2017
jemand kehrt mit einem roten besen den dreck der straße auf

Empieza y acaba

Cuando decides finalmente de ponerte con tu lista de tareas sueles cometer casi siempre el mismo error. No realizar una tarea del tirón.
26 marzo, 2017
parada de autobús

No siempre hay segundas oportunidades

Las oportunidades son autobuses. Cuando uno se va, llega el próximo. No siempre tiene que ser así. A veces nada más tienes una bala.
25 marzo, 2017
frenar

Cuando no lo tengas 100% claro

¿Te has lanzado pero te han surgido dudas sobre si has tomado una buena decisión? Frena lo antes posible porque más adelante el posible golpe podría ser peor.