Carlos Bravo

Ya te aviso. No podrás aplicar el consejo de este post para todo tipo de malas noticias. Si tienes que confesarle a tu pareja que le has puesto los cuernos creo que no hay forma elegante de comunicarlo. Para otro tipo de tragedias tampoco te sirve. Digamos que la utilidad se aplica a malas noticias de nivel leve a medio.

Cómo no contar una mala noticia si quieres vender un coche

Vayamos al grano. Mi mujer y yo estamos en búsqueda de un nuevo coche. En teoría ya lo tenemos todo claro. La visita de la casa de coches tenía como objetivo de cerrar los últimos detalles. Al final decidimos que en realidad no nos hacían falta una serie de extras por lo que nos ahorramos una cantidad importante de dinero. En breve seremos dueños de un coche con siete plazas aunque probablemente en una casa de coches diferente.

Era complicado cagarla con nosotros en el punto de decisión de compra que estábamos pero el comercial lo consiguió. Estábamos sentados en la mesa y nos estaba haciendo el cálculo teniendo en cuenta las características del modelo y los descuentos que nos tocaban.

Después de utilizar varias veces la calculadora, salió el precio final. Estaba bien. Previamente nos íbamos a gastar más por el tema de los extras, así que esto iba a mejor porque habíamos prescindido de ellos. Con esto ya teníamos todo claro. Era cuestión de hablarlo por última vez en privado en casa y cerrar el trato.

En este momento el comercial suelta la mala noticia.

Puede que el año que viene cuando os traigan el coche cueste 200-300 euros más. Pero igual no sube. Podría ser también un poco más o un poco menos. Eso lo sabremos entonces.

“Yo no entender” pensé para mí. ¿Para qué nos hacen un precio si luego va a ser otro? Confusión total. No sé si es cierto pero por lo visto en la industria automovilista es una práctica común en todas las marcas o eso por lo menos nos quiso dar a entender.

Para empezar. Si es cierto lo que dice en la industria automovilista no entienden absolutamente nada de marketing o atención al cliente. ¿Cómo me puedes dar un precio cuando hago el pedido y luego cobrar más cuando lo recojo? No había escuchado cosa semejante en mi vida. Eso para empezar.

Cómo comunicar un posible aumento de precio de forma elegante

Luego me pongo en la piel del comercial. El coche que estoy vendiendo va a costar más el año que viene. ¿Por qué no aplico la estrategia siguiente? Subo el precio por la cantidad que creo que pueda ser el aumento máximo y suelto una frase al estilo.

El coche actualmente vale x pero podría ser que a la hora de recogerlo cueste un pelín menos. Le mejor sería no contar con ello sino calcular con el precio que os acabo de presentar.

Este cambio de enfoque lo cambia todo. Una situación donde el cliente (yo) se calienta porque no entiende este tipo de práctica se convierte en una positiva donde sale además más contento. “Joder, con un poco de suerte me sale más barato”.

Lo que he aprendido hoy sobre malas noticias es lo siguiente.

Si tienes una mala noticia, describe el peor escenario posible. La verdad tiene que salir cuando antes porque tarde o temprano se descubrirá. Cuando esperamos lo peor y lo hemos aceptado nos sorprende si al final las cosas son menos graves de lo esperado.

Recuerda que si la mala noticia es que le has puesto los cuernos una vez a tu pareja no le cuentes que puede haber surgido un embarazo. En este contexto probablemente no te va a funcionar. O igual me equivoco. Ya me contarás.

Foto de Fotolia | @ScottGriessel

1 noviembre, 2015
Pretty retro blonde woman in vintage 50s dress

Cómo contar una mala noticia de forma elegante

¿Te ha tocado tener que comunicar malas noticias? No es fácil pero lo mejor es soltarlas sin filtro e incluso pintar las cosas un pelín peor de lo que en realidad son.
31 octubre, 2015
SONY DSC

¿Dónde está tu limite? ¡Haz el doble!

No somos conscientes de lo que somos capaces. Una vez en marcha podemos superarnos superando nuestros límites de forma inimaginable.
25 octubre, 2015
truco hacer la cama

Cómo hacer tu cama al estilo Life Hacker

Hoy te traigo un pequeño truco para acabar antes con una de esas tareas que te fastidian el día: cambiar la ropa de la cama.
24 octubre, 2015
situaciones incomodas

Cómo comunicar verdades incómodas a otra persona

¿Estás viviendo situaciones incómodas con otras personas? Hay una solución perfecta para solucionarlo. Consiste en afrontar el problema.