Carlos Bravo

Muchos contenidos populares que puedes encontrar en redes tienen que ver con motivación. Nos dan una dulce sensación de haber logrado algo sin haber empezado. Nos imaginamos como nos convertimos en la persona del discurso.

Motivación no sirve sin disciplina y tanto lo primero como lo segundo son constructos frágiles. Hay que embalar disciplina con rutinas. Es la única forma de mantenerlas para siempre. Esto es mi filosofía para ser disciplinado en diferentes campos como aprendizaje continuo, deporte o nutrición para siempre.

  1. Decide quien quieres ser. Sin esto no vas a ninguna parte. ¿Cómo te veas cuando miras al espejo? Dibuja la persona que quieres ser.
  2. Divide el objetivo en miles de pasos necesarios para encajar en el molde. No es cuestión de llegar en un día. Es un cambio para siempre.
  3. Busca un momento fijo durante el día o semana que te permite ejecutar un paso necesario para convertirte en la persona que quieres ser.
  4. No aceptes la excepción como la regla. No hay que plantearse la opción de no-ejecución. “Si me da tiempo lo hago” es mentalidad de perdedores. Lo haces y punto.

Cada día que pasa te hace más fuerte. Te das cuenta de lo que eres capaz. Las excusas no te sirven porque sabes lo que es necesario para convertirte en la persona que ves en el espejo.

Es así de sencillo y complicado. No pares una vez que hayas empezado. Es todo el secreto.

PD: ¡Felices Reyes!

Foto de Adobe Stock

6 enero, 2019
disciplina

Cómo mantener rutinas para siempre – mi filosofía

Ser disciplinado es una de las bases para cumplir con tus objetivos de vida. Cualquiera puede estar motivado pero pocos pasan a la acción necesaria.
5 enero, 2019
fuente

Consulta varias fuentes para tomar una decisión más precisa

Soy emprendedor y dependo de mis negocios. Estas últimas semanas he buscado una solución. Así la he encontrado.
30 diciembre, 2018
The word 2019 written in vintage metal letterpress type on a bokeh light and wooden background.

Gracias

2018 ha sido un gran año.
29 diciembre, 2018
elefante

Convencer a los inconvencibles – la solución

¿Tienes una buena causa pero sigue habiendo gente que no se deja convencer? Esto podría ser la solución.