Carlos Bravo

Me duele cuando me levanto por la mañana. Me duele más cuando poco después me pongo a entrenar y apenas estoy despierto.

Luego toca una jornada de 10 o 12 horas productivas con más dolor. No me entiendas mal, me gusta lo que hago y lo disfruto pero sobre todo cuando lo he superado.

Me siento bien cuando despierto y tengo todo el día delante de mí porque a las 7 de la mañana ya he desayunado, he publicado un post en mi blog y he entrenado.

Me siento mejor cuando a las 19 horas acaba mi día y veo todo lo que que he sacado durante el día.

El dolor es mi compañero para sentirme bien al final del día. Siento orgullo de haberlo superado y de no rendirme cuando las cosas se complican. Cada día y cada vez de nuevo.

Mañana sonará otra vez mi despertador a las 5.30 horas. Empezamos el ciclo de nuevo.

Foto de Adobe Stock

27 octubre, 2019
destacar

El dolor como compañero y sentirte bien

El dolor es mi compañero cada día. No es necesariamente algo malo porque si lo superas te hace sentir bien.
26 octubre, 2019
Woman crying sad love emotion feelings. Retro style

El efecto sorprendente que puede tener decir que “no”

En estos momentos padezco un poco el Síndrome de Superman. Quiero llegar a todo y tengo la sensación que lo estoy consiguiendo (que es peor).
20 octubre, 2019
Gasflamme

Cómo trabajar 12 horas productivas al día es posible

¿Trabajar 12 horas? ¿Estamos locos o qué? Puede que trabajar 12 horas no sea tu objetivo pero podría ser que en algún momento en tu vida te veas en esa situación.
19 octubre, 2019
Empty table document, colorful template, vector illustration

Una hoja de cálculo me da alas

Iba a redactar esta entrada cómo consejo para ser más productivo. Posiblemente no es para todo el mundo así que lo presento como caso personal.