Carlos Bravo

Ahora que son pequeños se dejan influir demasiado fácil. Se creen lo que dicen los demás. Las palabras son muy potentes. Para bien y para mal.

Aunque parezca una tontería no quiero que se hagan daño ellos mismo. Con lo que hacen pero tampoco con lo que dicen. Al principio es una palabra y luego es una creencia. Cuando sean mayores necesitan confiar en sí mismo.

Tú debes hacer lo mismo. Lo que dices y lo que piensas influye tu bienestar. Puedes hacer mucho más de lo que piensas. Eres más fuerte de lo que crees. Que nadie te haga creer lo contrario aunque seas tú mismo al principio.

Foto de Adobe Stock | @chris74

1 julio, 2018
Hochzeit

No digas nada que te haga débil

“Tú no eres no tonto”. Es la respuesta que les doy siempre a mis hijos cuando sueltan “Qué tonto soy” después de haber cometido algún tipo de tontería.
30 junio, 2018
priorizar

Priorizar prioridades

Cada minuto de tu tiempo reflejan tus prioridades. Muchas veces decimos que no tenemos cuando en realidad estamos priorizando otras cosas.
24 junio, 2018
put

El casi te mata

No te conformas con el “casi”. No te han regalado una vida para quedarte corto sino para traspasar e ir más allá que los demás.
23 junio, 2018
campo de fútbol

Seguir en el partido

Ahora que son los mundiales este símil es oportuno. A veces da igual si pierdes o ganas. Lo importante es seguir vivo.