Carlos Bravo

No entiendo la fascinación de las personas de querer verse y peor todavía… compartir imágenes suyas en redes sociales de cómo será su rostro cuando tengan 70+ años.

¿Será la búsqueda desesperada del feedback de que tampoco van a estar tan mal “a pesar” de su avanzada edad? ¿Es ese deseo insatisfecho del ser humano de conocer su propio futuro antes de que suceda?

Sinceramente no le veo gracia en conocer mi destino porque para empezar no confío en el concepto como tal. Me gusta pensar que tengo control sobre ello porque depende de mis acciones en el presente. No soy víctima de mi futuro sino más bien el capitán de mi propia nave para parafrasear el poema favorito de Nelson Mandela.

Estar presente en el presente es la esencia de la vida y la única forma de influir de forma positiva en el futuro. Nos puede traer sorpresas y en ocasiones la vida no es justa pero pensar que eso justifica rendirse simplemente no es aceptable.

Tener fe que nuestras acciones hoy pueden influir de forma positiva en lo que sucede mañana es lo que me aporta felicidad. Lo que ocurre mañana no lo puedo influir al 100% pero la forma de cómo reacciono ahora a todo lo que me suceda ahora sí.

Foto de Adobe Stock

20 julio, 2019
estar presente

Estar presente en el presente

Probablemente inspirado por la puesta en moda de una app cuyo nombre no quiero repetir para no darle todavía más bombo del que ya tiene escribo estas líneas.
14 julio, 2019
autoconfianza

Buscar excusas es de perdedores

¿Las cosas no te están saliendo como te lo esperabas? No pierdas tiempo en encontrar excusas. Es actitud de perdedores.
13 julio, 2019
debilidades simpáticas

Saca provecho de las debilidades que te hacen más simpático

No únicamente las fortalezas nos definen sino sobre todo nuestras grandes y pequeñas debilidades. En vez de ocultarlas hay que sacarles provecho.
7 julio, 2019
tomar decisión

Entre todas las malas opciones, elige la menos mala

En ocasiones la vida nada más te ofrece opciones amargas. Estás inmovilizado porque una opción te parece peor que la otra. ¿Qué hacer?