Carlos Bravo

Acabo de realizar mis ejercicios diarios para ganar en fuerza y resistencia. Es un programa que he iniciado hace 5 semanas y desde entonces llevo haciéndolo sin falta. Lo hago de lunes a viernes. El fin de semana remplazo los ejercicios de fitness por entrenamientos de correr.

Mi motivación es muy sencilla en este caso. Quiero remplazar algunas sesiones de running por ejercicios más cortos de fuerza y resistencia. En noviembre quiero correr una maratón en Valencia y tengo que pasar más tiempo con la familia para quitarle algo de peso a mi mujer embarazada (en breve seremos 5).

Justo hoy ha sido un día duro. Ayer hemos tenido un viaje pesado con los peques desde España a Alemania. Estoy en casa de mis suegros y no tengo mi sala de entrenar (donde también tienen los niños su sala de juegos) por lo que me estaba estresando el hecho de que no tenía un lugar adecuado para realizar mi sesión. No hay excusas por lo que me cogido una toalla que estaba delante de la lavadora y me he puesto en el suelo del pasillo. Estaba reventado desde el momento cero pero al final lo logré.

Después de todo este rollo que te he soltado te dejo con 10 cosas que me funcionan bien para estar motivado para cualquier tema.

1. Tener un objetivo preciso, ambicioso y realista

No existe motivación que caiga del cielo. En general hay que plantearse un objetivo concreto al que se quiere aspirar. Mejor que pensar en querer adelgazar es fijarse una meta de perder 3 kilos en semanas. En otro caso la motivación corre el riesgo de caer ya que basta con trabajar en mi objetivo mañana.

Mañana se convierte en la semana que viene y al final la conclusión es que ya no merece la pena seguir. Para adquirir un nuevo hábito muchos mencionan que los primeros 21-30 días son clave (ver también este post). Cuando ya hemos invertido mucho tiempo en algo es más complicado abandonar porque tendríamos la sensación de haber trabajado para nada.

Para no de repente perder la motivación hay que ser realista con lo que se puede lograr en un plazo dado. La salud y el bienestar es lo primero. Todos los días un poco es mejor que algunas veces hacer mucho.

2. Planificar reduce el estrés y mantiene la motivación

La motivación está fuertemente relacionada con la planificación. A priori parece que no hay mucha relación pero si te pones a pensar te das cuenta que tiene bastante sentido. Los seres humanos vivimos en zonas de confort. Hacer ejercicio hasta el agotamiento total también lo es en cierto sentido porque vivimos una experiencia dentro de un ámbito y contexto que ya conocemos.

Para darte un ejemplo práctico de mi día a día. Me acuesto la noche sabiendo lo que tengo que hacer el próximo día (sigo con el ejemplo de mi programa de fitness). La mañana me levanto y tengo claro el tiempo que tengo que invertir, la hora en la que lo puedo realizar y el lugar donde lo voy a ejecutar. Cualquier desviación de este plan genera estrés como has podido ver en mi breve anécdota al principio del post. Este típicamente mata la motivación y es toxico para la felicidad. Reduce el estrés con una buena planificación de tu día a día.

3. Pasar de estar motivado a ser motivado

El castellano tiene una dificultad especial para un extranjero que quiera aprender nuestra lengua porque tiene dos verbos para una palabra que en la mayoría de los idiomas únicamente tiene una expresión: ser y estar.

En este caso me ayuda para explicar un concepto esencial de la motivación que explica en parte también porque a unas personas les cuesta tanto y otras la logran con mayor facilidad.

La mayoría de nosotros logra estar motivado de forma puntual o durante un tiempo de periodo determinado pero las cosas suelen cambiar cuando los objetivos se alcanzan o abandonan. En estas ocasiones la motivación para cualquier cosa corre el riesgo de acercarse al nivel cero.

  • Tener una actitud positiva: se pueden ver las cosas siempre de forma negativa o esforzarse de encontrar los aspectos negativos. No digo que sea fácil y es cierto que depende del carácter de cada persona pero el típico “es que yo soy así” es una excusa demasiado fácil. Hay que obligarse. Ser positivo empieza con un primer paso. Conformarse con un estatus quo cuando se vive una situación no satisfactoria no es una opción.
  • Convertir retos en hábitos: es la diferencia entre limpiarse los dientes y preparar una maratón. No es necesario pasar por una midlife crisis para vivir una vida más saludable. Los extremos nunca son útiles. Hay que buscar más bien formas para convertir retos en hábitos. Aquí otra vez la clave es planificar. Mi teoría es que las personas bien organizadas de media son más felices (a pesar de que algunas películas de Hollywood nos generen la sensación de lo contrario).
  • Remplazar estrés por trabajar de forma intensiva: la jornada laboral se puede prolongar de forma impresionante siempre que nos dejamos distraer por tareas inútiles, redes sociales o saltamos sin parar de una cosas a otra. Repito. Esto evidentemente no es fácil pero hay que desarrollar la capacidad de darse una patada en el culo cuando haga falta o tener una persona cerca que pueda realizar esta tarea. Lograr resultados motiva para aspirar a nuevas. Tareas finalizadas son una fuente importante para estar motivado.

Una persona que está motivada durante mucho tiempo pasa a ser motivada. Lo ha interiorizado. Es capaz de activarla cuando es necesaria y hacer las cosas aunque no la tenga. Motivación tiene que ver con disciplina. No podemos esperar que las cosas ocurran de manera milagrosa. Hay que mover el culo o asegurarse de recibir la patada en el culo adecuado cuando el sofá se está haciendo demasiado cómodo.

Seguir un plan que te ha impuesto un tercero puede ser otra posible solución a la falta de motivación. Es por ello que los planes de entrenamiento son tan populares. Hacemos más caso a terceros que a nosotros mismos en estas ocasiones. También lo puedes encontrar en otros campos como en el de la nutrición.

Algunas personas por defectos son motivadas y otras están motivadas de forma puntual. La falta de la misma no debe ser una excusa para vivir la vida que deseamos. Nadie dice que sea fácil. El dolor que sientes hoy, será el premio que podrás disfrutar mañana.

No esperes más. ¡A por ello!

Foto de Fotolia | @Marek

12 septiembre, 2015
It is a great day to start something big - motivational handwriting on a napkin with a cup of coffee

2 cosas sencillas (y una más complicada) que puedes hacer para motivarte

¿Tienes problemas de encontrar la motivación adecuada para lograr tus objetivos? Igual este post te puede dar algunas pistas para encontrarla.
6 septiembre, 2015
compartir

Por qué compartir es duplicar tus posibilidades en el mundo de los negocios

¿Te estás planteando montar un proyecto? ¿Tienes dudas sobre si deberías compartirlo con socios o hacerlo en solitario? Esto son mis conclusiones.
5 septiembre, 2015
asumir responsabilidad

Lo que puedes hacer para que terceros asuman mayor responsabilidad

Asumir responsabilidades es uno de los grandes retos para pequeñas y grandes organizaciones. Solemos buscar excusas para deshacernos de ellas.
30 agosto, 2015
eliminar ruido

Reducir el ruido en la comunicación de forma significativa

¿No eres capaz de desconectar porque las “nuevas tecnologías” no te dejan en paz? Tú eres parte del problema y parte de la solución.