Carlos Bravo

 

Hoy en día entiendo mejor a mis padres. Siendo “Gastarbeiter” durante casi toda nuestra vida en Alemania nunca hemos vivido una vida de grandes lujos. No me entiendas mal. Nunca me ha faltado nada y nunca he sentido vergüenza en el cole por no llevar la ropa que estaba de moda. De hecho mi madre me la compraba. Siendo emprendedora entendía de precios por lo que igual ella conseguía el mismo producto pero siempre a un precio muy descontado.

Lo que antes interpretaba muchas veces como ser agarrado a día de hoy por fin lo entiendo. Gastar es increíblemente fácil en comparación con ingresar. En realidad en la vida no necesitas mucho. Con ingresos modestos mis padres han acumulado una cantidad considerable de dinero que invirtieron en la compra de viviendas. Gracias a ese dinero mi madre a día de hoy ya no se tiene que preocupar. Tiene más de lo que necesita.

Por lo tanto gasto menos y tendrás que ingresar menos. Una vida con menos presión y preocupaciones merece la pena vivir.

Foto de Adobe Stock

28 septiembre, 2019
no gastar

Lo que no te gastas no lo tienes que ingresar

Siempre me sorprende con la facilidad que tienen muchas personas en gastar dinero. ¡Con lo complicado que es generar ingresos!
22 septiembre, 2019
cosas buenas

Dar las gracias

Las cosas simples son bellas. Es sorprendente la satisfacción que te puede aportar de vez en cuando simplemente dar las gracias por algo o alguien.
21 septiembre, 2019

Empujar sin parar

Las tareas se atascan en ocasiones. Estás en una situación donde no avanzas. ¿La solución? Empujar sin parar.
15 septiembre, 2019
compartir

Cosas que importan (y las que no)

A veces perdemos sin darnos cuenta el tiempo con cosas que no importan en vez de centrarnos en las que si. Esto es un pequeño recordatorio para colgar en la nevera (si te sirve).