Carlos Bravo

Hoy me ha vuelto a ocurrir. Una cosa insignificante me ha puesto de mal humor. Era consciente que no tenía importancia pero aun asi me ha generado una sensación de agobio.

En esos momentos ponga las cosas en relación. Comparo lo supuestamente negativo y lo pongo en relación concreto con algo positivo. En este caso había perdido una oportunidad de ganar 300 euros pero al mismo tiempo me había surgido una el día anterior de 3.000 euros. Hoy era obvio pero si no tengo un ejemplo tan claro pienso en mi familia y estoy agradecido que estén sanos. En comparación todo lo demás no tiene importancia.

Los seres humanos tenemos el defecto de centrarnos en lo negativo, incluso si en comparación con lo positivo que nos sucede no tiene importancia. No he podido sacarme de la sensación de agobio de forma inmediata pero tras realizar una llamada teléfonica ya he dejado de pensar en ello. No siempre es fácil, hay que luchar contra ello y centrarse en lo bueno en vez de ver las pequeñas cosas negativas.

Foto de Adobe Stock

14 diciembre, 2019
vago

Cómo elimino mis pensamientos negativos

Es tan fácil dejarte hundir de pensamientos negativos. Asi encuentro un camino fuera del círculo vicioso.
8 diciembre, 2019
arrancar el motor

No te compliques la vida

En ocasiones las cosas son menos complicadas de lo que te imaginas. Dar el primer paso te saca de muchas dudas.
7 diciembre, 2019
ser feliz

Por qué posiblemente nunca serás feliz

Es la época del año donde echas la vista atrás y piensas en cómo podría ser todavía mejor. No lo podemos evitar, surge de forma automática.
1 diciembre, 2019
autoconfianza

Tu valor no depende de tus logros

¿Cuánto vale un billete de 50 euros cuando lo encuentras en el suelo del metro con huellas de zapatos de pasajeros que lo han pisado sin darse cuenta?