Carlos Bravo

Casi no existe mayor satisfacción que la que puedes lograr tras haber realizado ejercicio físico que te hace transpirar (en verano e invierno). Sobre todo cuando has logrado superar ese lado oscuro interno que casi te hace saltarte el deporte porque te daba pereza y no te sentías con fuerza.

Lo complicado no es hacerlo una vez sin implementar rutinas

Mover el cuerpo para estar físicamente y mentalmente bien no es nada nuevo. Llevo haciendo deporte de forma regular desde que tengo 6 años. Desde entonces lo he hecho prácticamente sin interrupción mínimo 2 veces por semana. El secreto detrás de adaptar un nuevo hábito es ir haciéndolo poco a poco. Hay que ir de menos a más para que los primeros pasos no sean tan duros.

El beneficio de la actividad física no consiste en hacerlo una vez al mes, sino de hacerlo de forma regular varias veces por semana. Actualmente he alcanzado un nivel donde llevo haciendo deporte todos los días desde hace unas 5 semanas. Es la razón por lo que desde entonces no paro de tener agujetas. He empezado con ejercicios de fitness además de salir a correr a los que el cuerpo todavía se está adaptando.

Encontrar los huecos muertos en tus rutinas diarias

Ten claro que hacer deporte de forma regular no es fácil si tienes un trabajo, familia y quieres mantener una vida social. En Colonia donde he nacido decían “Von nix kütt nix” lo que significa libremente traducido “para conseguir algo, hay que hacer algo”. No confió en los resultados rápidos ni en lograr los objetivos sin esfuerzo. Todo cuesta, eso tenlo claro.

Si todo fuera fácil la satisfacción superando estas barreras no sería tan grande. Así que en teoría huecos en el día a día no existen. En consecuencia hay que crearlos. Esto es lo que hago yo:

  • Levantarme 30-90 minutos antes de lo normal.
  • Cambiar tele o peli por hacer deporte antes de irme a dormir.
  • Volver antes del trabajo obligando a hacer una jornada intensiva voluntaria.
  • Remplazar cortos huecos de baja intensidad por unidades de deporte breves de alta intensidad (p.ej. 20-40 minutos de ejercicios durante la cena de los peques)

Para mí esto tiene que ver con Life Hacking. Encontrar huecos donde otros se quejan que no tienen tiempo para hacer cosas que les vendrían bien pero en realidad les da pereza.

Consiste en ser más organizados que los demás. Consiste en no permitir que las excusas dominen tu forma de actuar. Planifica con 24 horas de antelación, muestra flexibilidad cuando los planes no salgan y adáptate a las sorpresas. Si yo puedo hacerlo, tú también.

Foto de Fotolia | @kosmos111

22 agosto, 2015
photography on the floor objects for sports

Cómo incluir el deporte como una rutina diaria en tu vida

Nadie tiene tiempo para nada y menos para deporte. Aunque tengas familia, trabajo y otras obligaciones no debes dejar que las excusas se apoderen de ti.
16 agosto, 2015
Young ethnic man is pledging allegience with his right hand raised

El gran impacto de los pequeños gestos

Demuestra que valoras a una persona. Hazlo con pequeños gestos en el momento adecuado para lograr el máximo impacto.
15 agosto, 2015
primer paso hábito

La receta mágica para perder peso, correr una maratón o mejorar el inglés

Adquirir nuevas habilidades no es una tarea fácil. Si quieres afrontar nuevos retos debes ir de poco a más para acostumbrar mente y cuerpo.
9 agosto, 2015
vacaciones montaña

Como hacer uso de tus vacaciones para fines educativos

¿Tienes hijos pequeños y te preocupa la educación durante las vacaciones? Igual te interesa conocer la diferencia entre ir a la playa o ir a la montaña.