Carlos Bravo

Desde siempre he sido una persona introvertida. Mucha gente lo confunde con timidez pero no es lo mismo. Es más bien ser capaz de conformarse consigo mismo. Hay más todavía. Para una persona introvertida mantener una conversación con un extraño requiere un esfuerzo mucho mayor que para su polo opuesto extrovertido.

No me importa ser el callado en grupos grandes de personas. Disfruto escuchar a los demás. Posiblemente eso también sea una razón por la que me guste escribir. Es como escucharte a ti mismo y luego plasmarlo en un documento.

Veamos otros rasgos que están considerados popularmente como algo negativo pero que en realidad te puedes beneficiar de ellos de forma positiva.

Obsesión

Imagínate que tienes una meta ambiciosa en la vida. Quieres cambiar el mundo, montar una empresa internacional, ser actor/a, jugador profesional de fútbol, etc. Todas estas metas típicamente no se alcanzan a la primera. Hay obstáculos importantes que te vas a encontrar por el camino. Una y otra vez. Una persona normal probablemente acaba rindiéndose. Se da cuenta que es demasiado difícil, que la competencia es mucho más fuerte y que al final no merece la pena. Una persona obsesionada nunca se va a rendir. Si se cae siete veces se levanta ocho. La obsesión en este contexto puede ser algo muy potente. La mayoría de las personas que han logrado cosas importantes en su vida lo tienen en común. Es agarrarse como un perro de un hueso y ya no soltarlo. Por mucho que alguien intente quitártelo. No se rinden.

Ignorancia

¿Qué por Dios puede tener de bueno ser ignorante? Te puedo describir un escenario (o varios) en el que algo de ignorancia es clave para seguir funcionando.

  • Tú o algún familiar cercano tiene una enfermedad grave. De momento no hay cura. Los médicos no saben a lo se están afrontando.
  • Estás a punto de perder tu trabajo y en tu sector no existen buenas perspectivas de encontrar rápidamente algo nuevo.
  • Tu negocio va mal, no estás ingresando lo suficiente para cubrir los gastos de la empresa ni los tuyos personales.

Todas estas situaciones requieren ignorancia. Me explico.

La razón principal es que tienes que seguir funcionando. Tienes que dedicar tiempo a sacar adelante otros temas. Necesitas mantener la cabeza fría para encontrar soluciones. Si no ignoras durante un tiempo la situación crítica a la que te enfrentas no vas a ser capaz de seguir adelante. Es tarea imposible. La ignorancia no significa que huyas de tus problemas sino todo lo contrario. Es ir en contra la sensación de pánico. No pensar en consecuencias sino más bien en soluciones.

Inexperiencia

La falta de experiencia y/o conocimiento puede ser un regalo. El hecho de que no sabes algo te permite probar vías nuevas. Abandonar los caminos establecidos para descubrir rutas nuevas. Cuando tienes demasiada experiencia dentro de una temática descartas muchas opciones porque das por hecho que las cosas son como son.

Todo depende del contexto. Lo que es un caso es una debilidad se puede convertir en una fortaleza si cambia el escenario. Puedes ver el vaso medio lleno o medio vacío. Es todo una cuestión de perspectiva.

Foto de Adobe Stock | @Voumedia

22 julio, 2018
espejo

Tres rasgos de personalidad negativos aplicados de forma positiva

A todo se le puede dar la vuelta en la vida. Incluso hay rasgos de personalidad supuestamente negativos que pueden ser muy positivos aplicados de forma efectiva.
21 julio, 2018
martillo

No es suficiente

A veces por mucho que te esfuerces parece que no llegas. No entiendes lo que estás haciendo mal. En ocasiones la respuesta es muy sencilla.
15 julio, 2018
Paper cutout family of four under a blue paper umbrella

Trabajar es descansar (cuando eres padre)

Cuando tienes hijos no hay descanso. Sobre todo cuando son pequeños. Tu vida es cansancio continúo.
14 julio, 2018
responsable

Busca la solución tú primero

No esperes a que alguien te lo explique. Pruébalo tú primero. Es tu responsabilidad. No busques excusas fáciles.