Carlos Bravo

Antes de agobiarte. Respira profundamente. Estresarse no hará que las tareas se acaben antes sino más bien todo lo contrario. ¡Vamos al ataque!

  1. Repasa la lista de tareas. Haz una si no tienes ninguna todavía. Dale un orden en función de las prioridades.
  2. Externaliza lo que puedas. Igual identificas tareas que por poco dinero se puedan externalizar y/o simplemente otra persona se podría hacer cargo.
  3. Busca ayuda. Igual tienes a alguien cerca que te pueda ayudar con la finalización de alguna tarea. Así puedes con suerte duplicar tus recursos.
  4. Tacha algo fácil de tu lista. Es un pequeño truco de motivación. Te hará sentir mejor. Sobre todo tendrás la sensación que ahora es factible.

Luego ya no hay secreto. Es seguir el plan establecido en tu lista. Paso a paso irás avanzando.

Foto de Adobe Stock | @roxcon

8 abril, 2018
Haengeregister, Haengemappe .
Foto: Avanti/Ralf Poller .

Cómo saber por dónde empezar

¿Conoces esa extraña sensación de comienzo del día donde tienes tantas cosas por delante que no sabes por dónde empezar?
7 abril, 2018
malabares

3 cosas que puedes hacer a la vez para ser más productivo

La gran mayoría de personas tiene 24 horas disponibles cada día. Hay gente que les saca provecho como si fuesen 10 y otras que las convierten en 25.
1 abril, 2018
Man at work

Mis 5 pilares de la productividad

Todos tenemos el mismo tiempo disponible con cada día nuevo que empieza. Aun así hay personas que logran sacar más tareas que otras.
31 marzo, 2018
minimalista

Fuera lujos

Cuando más tienes, más quieres. Lo contrario también es cierto. Cuando menos tienes, menos necesitas.